domingo, 9 de marzo de 2008

Trastorno obsesivo-compulsivo: mejor... imposible

Que David Beckham ordene su ropa por colores, alinee todos los objetos meticulosamente o tenga en la nevera siempre un número par de refrescos… ¿es tan sólo una manía?
En realidad, manías tenemos todos. Una de las acepciones de “manía” de la R.A.E. es:
2. f. Extravagancia, preocupación caprichosa por un tema o cosa determinada.
Trasladado al terreno de la psicología clínica hablamos de trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) cuando una persona presenta obsesiones o compulsiones repetidas, suficientemente graves como para producir un intenso malestar, gran pérdida de tiempo, o una interferencia significativa con su rutina habitual, su funcionamiento profesional, sus actividades sociales o sus relaciones con los demás.

  • Las obsesiones son pensamientos que invaden la conciencia de manera repetida e involuntaria, que provocan gran malestar.
  • Las compulsiones son conductas repetitivas, rituales que se realizan como respuesta a una obsesión.

El TOC es un trastorno de ansiedad en el que las obsesiones producen ansiedad que sólo disminuye si se ejecutan determinadas compulsiones o rituales. Por lo general, a estos rituales el paciente les atribuye el poder de producir un efecto beneficioso o evitar algo dañino. Se denomina pensamiento mágico a esta creencia de que un pensamiento o acción tiene efectos más allá de la razón y en contra de las leyes causa-efecto, por ejemplo: ordenar todas las perchas por colores evitará una catástrofe, si no lo hago causaré una desgracia de la que soy responsable. Este tipo de pensamiento esta presente en el TOC y en otros trastornos psiquiátricos como la esquizofrenia, donde puede alcanzar proporciones delirantes.


La película que vamos a ver en clase “Mejor… imposible” refleja muy bien la sintomatología de este trastorno.

Tenéis que:

1. Identificar las obsesiones y compulsiones que presenta el personaje. Y clasificar las compulsiones (De Silva y Rachman, 1992):
  • Compulsiones de limpieza/lavado: es la más común.
  • Compulsiones de comprobación: asociadas a obsesiones de duda que les impulsan a comprobar repetidamente.
  • Otro tipo de compulsiones manifiestas: rituales de repetición, seguir secuencias estrictas al hacer algo (limpiar, cocinar, etc), compulsiones de tocar, rituales de orden, rituales de acumulación (el síndrome de diógenes es un caso extremo), etc.
  • Obsesiones no acompañadas de conducta compulsiva visible: contar según una secuencia, repetir una frase mentalemente, etc.
  • Lentitud sin ritual visible: realizar una acción de manera extremadamente lenta y meticulosa, pueden tardar 5 ó 6 horas en vestirse o ducharse.
2. Poner ejemplos de cómo interfiere la enfermedad en su vida diaria, en su relación con los demás, etc.

Aunque hay mucha información en internet sobre este trastorno, os recomiendo los siguientes vídeos:
¿Qué es el TOC?
http://es.youtube.com/watch?v=racPH7YMU8g
Ejemplos:
http://www.b-side.es/pres/lundbeck_pres1/index.html